DVD 52 mins
Manuel Monleón: un grito pegado en la pared
 (2004)
In Collection
#628

Seen It:
Yes
Documentary
Spain  /  Spanish

Director Valentí Figueres, Mª Pilar Molina, Helena Sánchez.
Producer Los Sueños de la Hormiga Roja
Writer Valentí Figueres, Mª Pilar Molina, Helena Sánchez.

Los aviones de Hitler bombardeaban Valencia mientras las imágenes de la Guerra Civil incendiaban las conciencias del mundo. Los pinceles de los artistas se toparon cara a cara con la batalla. En las paredes de las casas también había espacio para luchar.

Manuel Monleón fue un cartelista y pintor brillante que en los años 20 y 30 desarrolló su mejor producción creativa, un hombre que adoraba tomar el sol y leer, bañarse en el mar y descubrir las nuevas utopías. Era un ser humano que amaba la libertad de hacer su propio camino.

Source: http://www.lamalatesta.net

Edition Details
Region Region 1
Nr of Disks/Tapes 1
Personal Details
Links Buy it at Libería LaMalatesta

Notes
Los años 20 fueron testigos en toda Europa de movimientos de renovación social, cultural y artística. España no era ajena a estas nuevas corrientes y esta circunstancia unida al entusiasmo que levantó la Proclamación de la Segunda República española en el año 31 hizo que Valencia rebosará de nuevas publicaciones con la intención de conseguir una cultura para todos.

Este caldo de cultivo hizo posible que artistas como Manuel Monleón destacaran enseguida con sus ideas renovadoras como el uso de fotomontajes o las innovadoras técnicas de aerógrafo... Pero la Guerra Civil llamaba a la puerta y Monleón cogió sus armas, alzó la voz y dejó su grito pegado en la pared.

El cartelismo durante la guerra destacó tanto por la brillantez del trabajo artístico como por su acción social. Tras la guerra, muchos artis- tas fueron encarcelados, fusilados, exiliados y olvidados. Monleón intentó huir de España por el puerto de Alicante pero allí no les esperaba ningún barco sino las tropas italianas aliadas de Franco. Tras pasar por varios campos de concentración llegó a la cárcel Modelo de Valencia en donde fue condenado a muerte.

En 1943 logró salir de la prisión para darse cuenta de que de la España que conocía ya no quedaba nada. Franco se había dado prisa en borrar todas las huellas de la Valencia que había sido la capital de la República.

El carácter socialista, naturista y crítico de Monleón le impedían adaptarse a esa nueva España y al fin decidió exiliarse. "Del primer país que me llegue un contrato, me voy". El primero vino de Colombia y en el año 50 inició su aventura americana. Su trayectoria como cartelista e ilustrador le abrió las puertas de la publicidad en Colombia y Venezuela y acabó por trabajar con las grandes firmas internacionales en las que se ganó una merecida reputación.

La vuelta a España a finales de los 60 le hizo testigo de los primeros indicios de renovación. Monleón, con sus ojos aún adolescentes, descubría como otros adolescentes gritaban por las calles de la Dictadura de Franco.

Eran las flores nuevas que respiraban bajo el asfalto las viejas utopías, que volvían a crecer en otras voces, a ser pintadas por otras manos, como gritos pegados en las paredes de todo el mundo.

Source: http://www.lamalatesta.net